¿Alguna vez te has preguntado cuál es la diferencia entre el champagne y el cava?

Los vinos espumosos tienen su origen en 1660 en la región de Campana, Francia. El proceso de preparación se desarrolló luego de que se percataron que los vinos envasados antes de la fermentación producían una gran cantidad de burbujas, que hacían explotar las burbujas. Dicho método de preparación pasó a ser conocido como el «Methode Champenoise».

Como te habrás dado cuenta, el champagne y el cava tienen una apariencia y sabor similar, por lo que puede que te estés preguntado cuál es la diferencia entre estas dos bebidas. Si es así, no te preocupes, porque, a continuación, te daremos a conocer todas las diferencias entre estas dos bebidas.

3 diferencias entre el champagne y el cava

Diferencia de nombres

Aunque resulte difícil de creer, no existen grandes diferencias entre el champagne y el cava en lo que respecta a la preparación. Ambos son vinos elaborados con métodos tradicionales de fermentación, como la fermentación en botella.

Pero si bien son esencialmente la misma bebida, no tienen el mismo nombre. Esto se debe a que el nombre de Champagne solamente se puede utilizar dentro de esa región en Francia. Es decir, aunque el nombre se popularizó y se utiliza alrededor del mundo, solo puede ser usado comercialmente en Francia. Por su parte, el nombre «cava» es utilizado principalmente en España, con la diferencia de que este término se extiende a lo largo de todos los territorios y no en una región específica.

El tipo de uva

La segunda diferencia, aunque menos obvia, es el tipo de uvas que se utilizan para la preparación del vino espumoso. El sabor del champagne y del cava tiende a ser diferente porque ambos se preparan utilizando 3 tipos de uvas que dependen mucho del terreno.

En el caso del champagne, este se produce con variedades de uva como la Pinot Noir, Pinot Meunier y Chardonnay. Estas se pueden combinar de distintas formas para crear sabores únicos. Por su parte, el cava español utiliza variedades de la uva Xarel·lo, Macabeo y Parellada. Las primeras dos son blancas y la segunda tinta.

El entorno y los ecosistemas

La última diferencia entre el champagne y el cava radica en el entorno en donde son producidos. Puesto que las uvas son la materia prima a partir de la cual se producen estos vinos espumosos y estas, a su vez, son cultivadas bajo circunstancias distintas y con métodos diferentes de cultivo, no es de extrañar que haya diferencias notables en cuanto a su color y sabor.

No solo eso, el clima y el suelo en donde se cultiva afectan también al sabor y a la calidad del mismo. Así pues, el ecosistema juega un papel importante en la producción del vino espumoso. España es un país mediterráneo cuyas cualidades climatológicas son diferentes a las de la región de Campana, al norte de Francia. Mientras que en la zona de Cataluña cuenta con inviernos suaves y veranos cálidos, la región al norte de Francia goza de un clima continental menos moderado, con influencia atlántica y una diferencia térmica mucho mayor.

¿Qué tenemos para ofrecer en Ansama?

Ahora que ya sabes cuáles son las diferencias, tienes que saber que en Ansama ofrecemos una gran variedad de vinos espumosos, ya sea champagne o cava. Entre nuestros productos podrás encontrar botellas de vino individuales o cajas de vino con un surtido de vinos espumosos.

Un ejemplo es nuestra caja de madera cavas Ref. 61, que contiene 2 botellas de cava Reserva Perelada y 1 botella de cava Nature Reserva Gran Claustro Perelada. Todo esto empacado en una fina caja de madera fabricada por nosotros.

También tenemos a nuestra disposición cajas de champagne de la mejor calidad, como es el caso de la caja de madera champagne Ref. 59. Esta incluye tres botellas de champagne: 1 botella de G.H. Mumm Cordon Rouge, 1 botella de La Fayette y 1 botella de Louis Perdrier. En Ansama también nos especializamos en cestas navideñas y todo tipo de productos alimenticios. No dudes en visitar nuestra tienda online para descubrir todo lo que tenemos para ofrecerte.

Entradas relacionadas